Serendipia

Desperté esta mañana, sintiendo tu cuerpo rodeando al mío, protegiéndome con tus brazos, con tu pecho, con tus piernas. Abrazándome dormida, como si soltarme hiciera que cayera en una pesadilla. Y te delataba la sonrisa, entre profundos sueños tu alma sentía alegría, con los párpados extendidos y las pestañas tocándose entre sí, te encontrabas riendo adormecida. A saber... Leer más →

Anuncios

Impotencia

Escribiré sobre la impotencia; sobre el querer pero no poder, sobre cómo hacen sufrir a las personas que amas y no tienes medios algunos para impedir dicho sufrimiento. Hablaré de cuya sensación hace que el espíritu se quiebre con la facilidad con la que una hoja seca y resquebrada, se convierte en polvo bajo el... Leer más →

¿Por qué no se quiebra?

Y si yo puedo quebrarme como el cristal frío y congelado que recibe el golpe preciso de una pequeña piedra... ¿Por que mi corazón no se quiebra? Por qué no se quiebra como hacen los huesos al romperse, como la madera que se astilla lentamente cuando la humedad penetra en sus entrañas. Y si mi... Leer más →

Cobarde

Quise decirlo, pero la cobardía me atenuó. Quise hacerlo, pero fue mayor el temor al fracaso que el propio deseo de hallar el amor. Una espina quedó en mi corazón clavada, mas no encontré consuelo ni forma alguna de extirparla. El miedo; fiel compañero en incesantes momentos, dejó de ser mi aliado y se convirtió... Leer más →

El amor es gesto

Parecerá mentira sí; ridículo tal vez, pero el más puro amor se puede apreciar en los gestos. Sí, en los gestos. Cuando el silencio abrupto entre dos personas enamoradas es tan frío que separa, la que acorta distancias es la mirada. Cuanto más tiempo se sostiene entre dichos amantes más probabilidades hay de que terminen... Leer más →

Frío metal

El frío metal se adhiere a mi piel, haciéndola suya, como si el objeto extraño formase parte de mi ser. Al igual que tú. Tu imagen, tu presencia, tu recuerdo, forma parte de mi como la sangre que fluye impasiva por mis venas. Aprisionándome igual que el anillo rodea mi dedo. Y es triste saber que... Leer más →

Recuerdo 8: El pasar del tiempo. 

Recordaré ese momento en el que el tiempo se detuvo. Ese apretón de manos en el cual la presión que ejercías sobre mis huesos quería decir tantas cosas. No olvidaré jamás el destello fugaz de tu mirada perdida, aquel momento de lucidez en tu mente recorrió cada poro de mi piel endurecida. Escuché en mi... Leer más →

Recuerdo 7: Pasado oscuro.

Aquellos momentos se presentan enquistados en mi memoria. Frívolos y traicioneros, cortan con un filo de doble hoja. Es hablar y aunque exprese palabras, el alma enmudece, el corazón se detiene. Las lágrimas afloran tímidas y tibias para humedecer las retinas, secas, por el golpe abrasador del recuerdo hiriente. El cuerpo se tensa, los dientes... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑