Miradas del ayer

Con la mente distraída, miré desde la memoria, pensé en tu dulce mirada, cual pintor contempla su obra.   ¿Mencioné que la admiraba? Sutil produjo en mi boca; juguetona y vivaracha, una sonrisa de idiota.   Con el alma azucarada que desde el recuerdo acopia, palabras entrecortadas, por carcajadas sonoras.

Recuerdo 5: El adiós.

Quería poder cerrar los ojos y desaparecer de allí. Quería cerrar lo ojos y que nada de eso estuviera pasando, pero por alguna sencilla razón del destino parecía inevitable que volviéramos a pelearnos. El sol de mediados de julio era insoportable sobre mi piel, no solo quemaba, tambien picaba. La luz me deslumbraba cuando intentaba... Leer más →

El amor

Sabía cómo se hacían las cosas pero no el porqué de su causa. Sabía cómo amar pero no porqué se amaba. Sabía cómo aplicar la práctica de un poder del cual era privada de su teoría. Sabía cómo orquestaba aquella fuerza pero no el porqué de su inefable melodía. Era un títere que conocía el... Leer más →

Recuerdo 3: Magia.

Recuerdo cómo corríamos por la playa, ambos de un lado al otro debido a la vertiginosa sensación que nos aportó el alcohol. Nos perseguíamos sin cesar, en un tira y afloja, risas y carcajadas eran nuestra banda sonora, descalzos mojándonos los pies con las suaves olas de la madrugada. Sentía tu mirada clavada en mis... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑