Hoy

Hoy tengo ganas de beber y no ser nadie.

Quiero olvidarme de todo, de evadirme. De no asumir responsabilidades, de carecer de obligaciones. Dejar de sentir. Ni amor, ni pena ni consuelo, ni tragedia. Quiero que la emoción deje de recorrer mis venas, mi cuerpo se encuentra enfermo porque mi mente se está pudriendo con el monótono ritmo que marca el tiempo. Mi alma solemne desespera y en la agonía encuentra el reflejo, en cuyo ser me he convertido.

Siento tal vacío; inexplicable, invisible e indoloro, pero dolorosamente palpable.

Un comentario sobre “Hoy

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: