Ella

Se escucha el silencio. Con el motor apagado me incorporo para desconectar las luces y salir del coche. - No hace falta que vengas – me dice mientras tambaleándose intenta mantenerse erguida en el asiento. No respondo a dichas declaraciones, sé de más que ni siquiera podrá abrir la puerta a la primera. Cojo el... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑