Serendipia

Desperté esta mañana, sintiendo tu cuerpo rodeando al mío, protegiéndome con tus brazos, con tu pecho, con tus piernas. Abrazándome dormida, como si soltarme hiciera que cayera en una pesadilla. Y te delataba la sonrisa, entre profundos sueños tu alma sentía alegría, con los párpados extendidos y las pestañas tocándose entre sí, te encontrabas riendo adormecida. A saber... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑