Cobarde

Quise decirlo, pero la cobardía me atenuó. Quise hacerlo, pero fue mayor el temor al fracaso que el propio deseo de hallar el amor.
Una espina quedó en mi corazón clavada, mas no encontré consuelo ni forma alguna de extirparla.
El miedo; fiel compañero en incesantes momentos, dejó de ser mi aliado y se convirtió en mi dueño.
Yo esclava de sus anhelos; ni pude decirlo ni quise hacerlo.
El “te quiero” en mis labios se apagó cual mecha sucumbe a la ausencia del fuego.
Quedé helada; tocada por una herida casi mortal que amordazó mi alma.

Ya no supe qué amar ni cómo amar.



Paralizada ante el gélido iceberg en el que se tornó mi pecho.

Anuncios

2 comentarios sobre “Cobarde

Agrega el tuyo

Responder a pippobunorrotri Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: