Miradas del ayer

Con la mente distraída,

miré desde la memoria,

pensé en tu dulce mirada,

cual pintor contempla su obra.

 

¿Mencioné que la admiraba?

Sutil produjo en mi boca;

juguetona y vivaracha,

una sonrisa de idiota.

 

Con el alma azucarada

que desde el recuerdo acopia,

palabras entrecortadas,

por carcajadas sonoras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: