Rendición

No puedo, me deshago, me quiebro…

Te digo yo a ti que no puedo; que le echo coraje, que acepto el reto y me mata sin miedo. Te digo que me enturbio, que arenta tengo en los ojos y por más que los froto, siguen estando sucios. Y si al deseo lo ignoro, me pueden las ansias, se agrieta el alma y el corazón queda roto.

Te digo que no puedo, que le pongo empeño y aún  así no lo logro. Grito en alto me rindo, porque por más que me esfuerzo, por más que lucho, que quiero… no lo consigo y desisto. Se quiebran mis sueños, podrido está el cuerpo, es efímero el momento mas parece ser eterno.

Merman las fuerzas, se incendia el alma. Todo se convierte en fuego, en ruinas devastadas. El destino ahora ciego, solo quedan cenizas: pequeñas, chamuscadas… todo es polvo en las brasas.

Te juro que anhelo terminar todo esto, acabar con la angustia, respirar aire fresco. Sin embargo aquí me tienes, hecha trizas, jirones de esperanza derruida, intentando ver al final del túnel una maldita salida.

Anuncios

3 comentarios sobre “Rendición

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: