La memoria también mata

Debil y astillada es la memoria,

en bucle infinito sobre aquel día

aún pernocta.

Viajera entre recuerdos

quedó atascada,

petrificada en el suelo

con su dulce voz quebrada.

 

No hace mas que aspirar

aquella infernal fragancia,

no puede evitar desear

aquello que me aniquilaba.

 

Memoria ciega que hace oídos sordos,

a los agónicos gritos

que fueron enjugados desde la garganta.

Obviando sin mesura el dolor

que en el fondo entrañaban,

ignorando distraída

los sollozos de amargura.

 

Mintiéndose a sí misma,

intentando apaciguar el fuego

que a todo mi ser devastaba.

 

Son mis ansias de olvidar

las que me destruyen,

son mis deseos de sepultar

los vástagos resquicios de esa esencia.

 

Debil y astillada es la memoria…

No me deja olvidar lo que a mi alma

[acongoja.

10

Un comentario sobre “La memoria también mata

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: